Etiquetas

, ,

Siempre que un libro te lleva por ciertos los hilos del drama, uno espera llegar a una conclusión que aclare que ha valido la pena el trayecto de los personajes, su dolor, la espera y que todo llegue a un fin que compense todo, pues no esperen eso con este segundo libro de la trilogía de The Hunger Games-Los Juegos del Hambre.

Con un inicio relativamente flojo, yo no lograba ver hacia donde pensaba dirigir Suzanne Collins este segundo volumen, cuando en el primero relato el ciclo casi-completo de la historia, la cosecha, los juegos y los ganadores, solo quedaba el cabo suelto de la relación de Katniss con Gale y Peeta, a quien casi al final lo volvimos a ver con el corazón destrozado por el rechazo de la feroz protagonista, pero no creí que solo por eso regresaríamos al Distrito 12 en busca de un “final feliz”.

Y ciertamente no es así, este volumen esta mucho mas emocionante que el primero y aquí realmente aprendes el significado de la frase las “apariencias engañan”, y como decimos en Mexico, a Katniss le “llueve sobre mojado” en este libro, ya que cada movimiento suyo esta siendo vigilado y analizado por el Capitolio, en cada mirada de quienes la rodean, pueden tener dobles o triples significados, cada palabra dicha lleva un castigo adjuntado y nadie, nadie esta a salvo, ni en los Distritos, el Capilotio, mucho menos en la Villa de los Vencedores.

Luego del anuncio de los Juegos de Tercer Cuarto de Siglo, el libro toma un rumbo totalmente vertiginoso, una ves mas la velocidad narrativa casi te hace dar un traspié, las palabras están bien dirigidas, aunque las acciones, me llegaron a confundir constantemente, todo esta lleno de artimañas y juegos de dobles caras, intenciones escondidas, palabras omitidas, y si no leemos bien podemos perdernos entre las líneas.

El final es inconcluso, algo que no me agrado mucho, pero que es aclarado al inicio del tercer volumen Mockingjay, así que no me molesto tanto. Aunque no creo que esta trilogía llegue a colocarse entre mis top5 de todos los tiempos, ni que Suzanne Collins entre en mi top de autoras, honestamente si veré todas las películas y seguro le daré seguimiento al fandom, quienes de hacen llamar “Tributos”.

Realmente si con lo que han visto de The Hunger Games-Los Juegos del Hambre ya les gusto, para cuando lean Catching Fire no podrán evitar ansiar que llegue cuanto antes la película al cine.

C’ya
Lorelay